El Porqué de la Dra. Cometa

F1705243-A2BB-446C-BC06-25C1760FD623

Hace aproximadamente 31 años nació una pequeña niña, Daniela. Era la menor de la familia y como siempre decían sus hermanos “la más chineada”. Su mamá era artista y profesora de artes en un colegio y su padre se dedicaba a la construcción y a desarrollar proyectos. Daniela desde pequeña deseaba ser como el y construir casas, ya que la parte artística por más que trató de desarrollarla nunca lo logró.

Antes de que Dani terminara el colegio y decidiera que haría por el resto de su vida, un día amaneció sintiendo que tenía que estudiar odontología y todo cambió. Sus padres entraron en shock, porque no era lo que esperaban. Didier y Dyalá no estaban de acuerdo con la decisión tomada por ella, pero aún así la apoyaron. La mamá siempre le decía al papá:
-“Tranquilo Didier, vas a ver que cuando pase por la clase de anatomía y le toque ver a los cadáveres va a salir corriendo.”

Cómo las mamás siempre tienen la razón, a Daniela le costó muchísimo esa clase y no le gustaba entrar a los laboratorios, eran fríos y el olor la mareaba. Tuvo dos ángeles Luisana y Christine, que la ayudaron a poder pasar la clase sin estar tan cerca de los cadáveres y aprender todo de una manera más fácil. Mientras avanzaba en la carrera, ella sentía que estaba en su lugar, los padres estaban super orgullosos y felices ya que veían que ella estaba haciendo lo que quería.

Años después se graduó como odontóloga y quiso dedicarse a la odontología infantil. Sus amigos la molestaban diciendo que era la peor decisión, ya que se iba a agotar físicamente e iba a ganar poco. Ella siguió su intuición y en un abrir y cerrar de ojos se fue a vivir a Colombia para especializarse.

Al regresar a Costa Rica inició su clínica privada con ayuda de sus seres queridos sin saber que un día descubriría otra de sus paisones. Una mamá se puso a llorar desconsolada porque el niño tenía muchas caries dentales entre diente y diente y nunca le habían explicado la importancia del hilo dental para prevenirlas y en ese momento se le prendió el bombillo para no solo atender a niños sino especializarse también en bebés.

Al ritmo de la samba llegó a Brasil a aprender este arte y fue un amor a primera vista, ahora podría enfocarse  en la prevención desde el primer momento posible, la gestación y los primeros meses de vida.  Desde el año pasado llena de conocimiento a podido  ayudar a muchas familias. Y siendo bastante inquieta, también empezó su blog “El Cometa y El Diente” con el que Dani comparte su conocimiento a través de mágicas historias de niños para padres.

Por todo esto y más, Dani se transformó en “La Dra. Cometa”, la cual asegura que si no te gusta ser feliz entonces no podés ser odontopediatra, porque no hay un día que no te vayás a reir con tus pacientes y te llenés de esa alegría que solo los niños tienen.

One thought on “El Porqué de la Dra. Cometa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s